|
| | | |
facebook youtube
|
 
SEPESCABC
INICIO DIRECTORIO PROGRAMAS DE APOYO TRAMITES Y SERVICIOS SALA DE PRENSA TRANSPARENCIA
Inicio » Sala de Prensa » Noticias
 
 
Sala de Prensa »
line
Audios y Videos
Galerías
Noticias
 
Acerca de Nosotros »
line
¿Quiénes Somos?
Misión y Visión
Atribuciones
Código de Ética
Reglamento Interno
Titular
Estructura
Directorio
 
Secciones »
line
Productos
Estadísticas
Convenios
Marco Legal
Presentaciones de los Cursos, Talleres, Seminarios, Foros, etc.
Consejo Estatal de Pesca y Acuacultura de B.C.
 
Difusion de Acciones »
  • Carta Estatal Pesquera 2000-2018


  • Catálogo de Especies


  • Programa Estatal de Pesca y Acuacultura de BC 2015-2019


  • Carta Estatal Acuícola


  • Galerías de Eventos y Acciones



Noticias

ALIENTA GOBIERNO DEL ESTADO CERTIFICACIÓN DEL ERIZO DE MAR

La intención es crear FIP´s para su eventual certificación en coordinación de la SEPESCABC, el Sistema Producto Erizo y PRONATURA del Noroeste



ENSENADA, B.C.- MIÉRCOLES 12 DE JUNIO DE 2019. Resultado de las acciones impulsadas por la Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, para el aprovechamiento sustentable del erizo rojo de mar (Mesocentrotus franciscanus), la organización PRONATURA y el Comité Sistema Producto Erizo, con el apoyo de la Secretaría de Pesca y Acuacultura (SEPESCABC), están buscando la viabilidad de conformar un Proyecto de Mejora Pesquera (FIP por sus siglas en inglés).

El Director de Pesca del Estado, Roberto Flores Aguilar, en representación del titular de la SEPESCABC, Matías Arjona Rydalch, participó en una reunión de trabajo, en la que se dieron los primeros pasos para crear un FIP de erizo, en lo que representaría el inicio de una eventual certificación.

En los trabajos, donde hubo gran participación de los representantes de organizaciones pesqueras de erizo, se presentaron los lineamientos a seguir, así como los beneficios de contar con el reconocimiento de Mejora Pesquera, como se ha hecho con otras especies en proceso, como el pulpo de Bahía de los Ángeles y la merluza del Golfo de California.

El Codirector de Conservación Marina Pronatura Noroeste, Pablo Suárez, así como el consultor para SCS Global Services, Enrique M. Morsán, explicaron a los permisionarios que el objetivo de este ejercicio es evaluar la implementación de un FIP, para una posible certificación bajo el estándar del Consejo de Administración Marítima (MSC por sus siglas en inglés), en coordinación con SEPESCABC, el Sector productivo la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), y el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (INAPESCA).

Hasta el momento, las únicas dos pesquerías de Baja California que han contado con una certificación del MSC, son la sardina y la langosta, aunque en ésta última se han incluido principalmente a permisionarios y concesionarios de Baja California Sur, adheridos a la Federación de Cooperativas de la Industria Pesquera Baja California (FEDECOOP), y la Sociedad Cooperativa Pescadores Nacionales de Abulón (PNA), de Isla de Cedros, en Baja California.

Otras de las especies que están dentro de este proceso de creación de FIP´s por parte de PRONATURA, son el calamar gigante y especies de peces de Baja California Sur y Sonora; el cangrejo del norte de Sonora; la curvina golfina, langosta roja y erizo rojo de Baja California; la almeja generosa y el cangrejo azul de Sonora; el cangrejo azul de Sinaloa; y el atún aleta amarilla de Nayarit y Baja California Sur.

Los FIP´s son proyectos de orden global, mismos que entre otros beneficios permiten el acceso a una aplicación que, vía satélite, funciona como herramienta para la toma de decisiones para la organización, el aprovechamiento, y el mercado, a fin de competir con mejores y más justas oportunidades a nivel regional, nacional y mundial.

Con respecto al aprovechamiento del erizo, Flores Aguilar destacó que durante la presente Administración estatal se han realizado importantes esfuerzos para la sustentabilidad del recurso, dentro de los cuales está la técnica de replantación de organismos a zonas con mayor abundancia de alimento, lo que representa no sólo mejores condiciones en el mercado, sino también mejores condiciones para la biomasa.